Frases te extraño y desamor con imágenes

Anuncios google

Frases te extraño, amores imposibles y desamor con imágenes  

  NO te puedo olvidar.  Te llevo grabado en mi alma y  puedo  arrancarte de ella, que gran dolor, tú en mi alma y tan lejos de tu vida   Sólo mi soledad sabe del vacío que hay en mi corazón y del dolor de tu ausencia. Siempre te amaré uqnue no pueda tenerte, aunque duela, prefiero seguir soñando contigo, porque de esa manera, con esa esperanza soy feliz, prefiero eso al dolor de tenerte que arrancar de mis adentros

 Vivir siempre con la esperanza de encontrarnos


Vendrá ese día en el que al fin estaremos juntos, entonces diremos... ¡valió la pena esperar! 


Tú lejos preguntándote ¿me extraña? y yo llorando preguntándome ¿aún me quiere?



todavia te amo

 no te amarán como te amaba yo Ernesto Cardenal

     Al perderte yo a ti, tú y yo hemos perdido, yo, porque tú eras lo que yo más amaba; y tú, porque yo era el que te amaba más. Pero de nosotros dos tú pierdes más que yo, porque yo podré amar a otras como te amaba a ti, pero a ti no te amarán como te amaba yo
Ernesto Cardenal


Jorge Luis Borges
     ¿En qué hondonada esconderé mi alma para que no vea tu ausencia que como un sol terrible, sin ocaso, brilla definitiva y despiadada? Jorge Luis Borges








debería ser delito romperle el corazón a quien sólo intentó hacerte feliz

que arranques tu corazón para dárselo a otra persona y que alguien ya ocupe ese lugar


carta de amor cuando lo extrañas mucho

Han pasado pocos días desde que te vi por última vez, siempre me pasa lo mismo cuando me toca despedirte, se me quiebra la voz y no puedo evitar contener ese torrente de lágrimas que vienen sin avisar. Y ahí está, que no quiero separarme de ti porque no sé en qué momento volveré a verte.

Hoy quiero que sepas que te extraño y no te imaginas cuánto. Tampoco lo harás, incluso cuando leas esta carta que solo te dará una idea muy pequeña de la magnitud de la profunda tristeza que me queda sin tu presencia. ¡Cómo te amo, mi amor! ¡Cómo me gusta llamarte así: mi amor!

También quiero que sepas que mientras más te extraño, más va aumentando este sentimiento que, aquí entre nos, ya no me preocupo por controlar. Ahora estás tan lejos y sé que tienes las mismas ganas que yo de estar juntos, de vernos reír y disfrutar, de vernos a los ojos mientras nos damos todo ese amor que tenemos.

Sé también que me extrañas, que al igual que yo, aunque solo hayan pasado días, sientes que tenemos años sin vernos. Extrañarte me hace dar cuenta de que no hemos nacido tú y yo para estar separados, que si la vida nos juntó fue para quedarnos así.

Hoy quiero que sepas cuánto te extraño, te extraño de una forma que jamás pensé. Porque te convertiste en eso que jamás pensé. Eres lo único que le hace falta a mi vida para hacerla más feliz, más completa. Y si crees que exagero, entonces déjame decirte que aún te falta mucho por conocer de mí.

Y como ya sabes que te extraño en proporciones inimaginables, te envío esta carta para estar más cerca de ti cada vez que quieras leerme.

Te sigo amando mas que nunca


Amor mío, han pasado ya algunos días desde que te fuiste, días que me han parecido eternos, pareciera que el reloj se ha parado y no avanzaran las horas, y yo, ¡siento que no puedo más!
Mi vida, estoy sufriendo mucho, en espera de saber tu respuesta, con esta agonía que me mata lentamente, esperando saber si has dejado de amarme o en tu corazón aún queda una parte de amor, para regalarme a mí, una luz de esperanza...
No te imaginas cuánto he llorado, cuántas cosas he entendido, y aprendido, pero, ¡todo acaba en lo mismo!, en pensar que no te quiero perder, en la seguridad de que te sigo amando, en negarme aceptar que este amor terminó, ¡no!
¿Estos días no te han servido para descubrir si me sigues amando?
no pienses que una vez más te presiono, tómate el tiempo acordado sí eso es lo que tú quieres, sólo quería que supieras que te amo, y que sepas como me siento, no puedo fingir ante la gente, amigos y familia, pues ya han notado mi tristeza, han notado mis ganas de vivir, ¡no puedo más con esta angustia y dolor que me matan!...
¡Tengo tantas ganas de abrazarte!, ¡de besarte!
y decirte que me perdones, todos los errores que he cometido no han sido con afán de lastimarte, ni de ahogarte, creí que era una forma de demostrarte mi amor, porque lo que deseaba era que te sintieras amado, ahora sé que me equivoqué, entendí que el ser humano crece a través de las experiencias y no moviéndolo en el teatro de la vida como uno quiere...
Amor mío, déjame demostrarte que todo será diferente, ¡por favor!, te pido que me dejes reconquistarte, que me dejes amarte, que me des tan sólo una oportunidad para que te enamores otra vez de mí...
Sé que pasará algún tiempo para que te puedas dar cuenta de lo que deseo darte, mis ideas están claras como el agua, y sé que es lo que esperas de mí...
Tengo tantas ganas de dormir abrazada a ti, y de dejarme guiar por ti...
Quisiera despertar por la mañana y me darme cuenta de que todo fue un mal sueño, de verme en tus ojos tristes...
Es desesperante no poder hacerlo, pensando en ¿qué pasará mañana?
¡Ya no quiero atormentarme con preguntas que sólo retumban en mi cabeza con un eco que no me deja en paz!
Sólo tengo el deseo ferviente más que nunca de que regreses a mi lado...
Entiendo que mis constantes reclamos desconfianza, y enojos a través de los años te empujaron a tomar esta decisión, ¡perdóname!
¡Perdóname por no haber sabido hacerte feliz!
¡Perdóname por creer que diciendo cómo, cuándo y dónde hacer las cosas te haría feliz!
Que yo sabré recuperar aquellos años maravillosos donde todo era perfecto...
Yo, independientemente de que lo que decidas, ya sea volver a mi lado o separarnos definitivamente, te prometo que jamás, ¡nunca!
Volveré a mencionar este pasado tan doloroso y que sólo ha hecho que me atormente envenenándome el alma, que ha hecho que te alejes de mí, sin permitirme liberarme del amargo dolor haciéndote infeliz a ti, ¡me lo prometo también!
¡Déjame luchar por nuestra relación sí aún queda en ti amor para mí!, si no lo hay ya...
Si el amor se acaba, ya nada vale la pena intentar, sé que la vida seguirá, sé que no habrá en mucho tiempo una sonrisa en mí, sé que muchas cosas y años habrán quedado sólo en recuerdos, sé que probablemente piense en la muerte, en que todo acabaría para mí...
¡Pero ya!, ¡ya no quiero pensar nada más!, sólo quiero que transcurra el tiempo que me pediste para poder recomenzar, pase lo que pase, de hoy en adelante sólo haré una introspección para reconocerme, para reinventarme, para reencontrarme, para fortalecerme, para amarme, para ser otra vez ¡yo!, porque no sé, no sé, quien era, no sé en qué me convertí, no me reconozco ahora, y no sé ni quien soy...

0 comentarios:

Publicar un comentario

Los mensajes se moderan para evitat spam. Todos los links en comentarios será reportados como spam a google

Buscar


Te gustara